La Carrera

Saluda Oficial

Fernando López Miras

Presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia

 

Esta edición de la Vuelta Ciclista a la Región de Murcia-Gran Premio Banco Sabadell será, sin duda, una de las más recordadas, al cumplirse los cuarenta años desde que esta veterana prueba deportiva, la única de ámbito internacional que se celebra en tierras murcianas con carácter anual, echó a rodar por nuestras carreteras. Desde aquel día puede decirse que hay un antes y un después en la promoción y difusión de un deporte tan popular en nuestra Región como el ciclismo, que tiene en la Vuelta el mejor escaparate posible para los profesionales murcianos y todos aquellos que toman parte en una de las primeras competiciones del calendario internacional.

No es casual que cuatro décadas después desde la celebración de la primera Vuelta a la Región de Murcia, nuestros ciclistas se encuentren entre los más valorados del pelotón internacional. Seguramente, por ser una prueba deportiva que imprime carácter y saca lo mejor de sus participantes, y que, a pesar de las dificultades que ha tenido que vencer, sigue siendo una de las preferidas por las grandes estrellas de este deporte. En ello influye, sin duda, la entrega y la pasión con que la familia Guzmán, al frente de la organización de la Vuelta, vive el ciclismo.

Una pasión que se contagia a todos los que hemos tenido la suerte de disfrutar, a pie de carretera o a través de cualquier medio de comunicación, de sus emocionantes etapas, donde los diferentes paisajes por los que discurre la carrera se convierten en un atractivo más a sumar al esfuerzo de sus protagonistas.
Otro motivo de celebración en este 2020 es la consolidación del recorrido de dos etapas, tal y como ya sucediera en la edición del pasado año, y que supone un paso adelante más en el crecimiento de una competición deportiva que es motivo de admiración y de orgullo para todos los murcianos.

Entre el 14 y el 15 de febrero, los muchos aficionados al ciclismo de nuestra Región podrán disfrutar del debut de Los Alcázares como punto de partida de la ronda murciana, un municipio que se suma de este modo a otras localidades del Mar Menor que han albergado etapas de nuestra Vuelta. En esa primera etapa, que promete emociones fuertes con un recorrido de media montaña, también se estrena como meta la Real Basílica de la Vera Cruz de Caravaca, con una subida en la que los ciclistas emularán a los Caballos del Vino, y que supondrá un apoyo realmente espectacular a la candidatura de este festejo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

La segunda etapa también supondrá el estreno del municipio de Santomera como punto de salida, y en sus 182 kilómetros de recorrido tendrá lugar la esperada batalla por hacerse con el triunfo en la prueba, en cotas tan exigentes como el Alto de Espuña o el Collado Bermejo, la Cima Pantani, en memoria de la gesta del recordado ciclista italiano que este año habría cumplido 50 años, hasta el desenlace final en las calles de la ciudad de Murcia.

Y todo ello, con el gran aliciente para los aficionados de ver competir a las principales figuras regionales del deporte de la bicicleta, siempre fieles a su cita con la Vuelta Ciclista de su tierra, donde la emoción y la espectacularidad están aseguradas. Algo que es posible gracias también a todas las personas, patrocinadores, empresas e instituciones que hacen posible una nueva edición de este gran acontecimiento deportivo al que le deseo que continúe, por muchos años más, regalándonos tantos buenos momentos de ciclismo de alta competición.