Parque Natural de Sierra Espuña

 

El Parque Natural de Sierra Espuña cuenta con la masa arbórea más extensa de la Región de Murcia y es uno de sus entornos naturales más emblemáticos, verde y frondoso gracias a la labor de reforestación llevada a cabo a finales del siglo XIX. En 2005, el parque se convirtió en el primero de la Región en conseguir la Q de Calidad Turística. Las localidades de Mula y Pliego aparecen encajadas literalmente entre las sierras de Espuña y Ricote y son lugares de ricas costumbres y tradiciones. Al mismo tiempo, las características de su paisaje las convierten en puntos obligados para hacer un alto en la ruta por el interior de la Región.

También destacan los municipios de Alhama de Murcia, Totana y Aledo, poblaciones de importante actividad alfarera situadas al amparo de la Torre Vigía que domina toda la comarca, en otro tiempo zona de escaramuzas bélicas entre moros y cristianos.

En Totana se encuentra el yacimiento argárico de La Bastida, ciudad fundada alrededor del año 2200 antes de Cristo y la primera que existió en Europa Occidental. En ella se puede contemplar la ocupación de La Bastida a lo largo de casi siete siglos, mientras que en Alhama es de obligada visita el Barranco de Gebas, un paisaje natural protegido que hará que el visitante se sienta en la Luna, debido a la ausencia de vegetación y a sus peculiares formas.

Sierra Espuña, por su diversidad y contraste de ambientes y paisajes y por su dotación de servicios, presenta un amplio repertorio de posibilidades para descansar y ocupar el tiempo libre. Esta comarca invita a volver al origen, a las tradiciones, cultura y gastronomía de siempre, disfrutando de un entorno inigualable y diverso.

La zona ofrece numerosos alojamientos turísticos, desde campings hasta construcciones señoriales que cuentan con todo tipo de equipamientos y servicios.

Además, un Centro de Interpretación acerca al visitante a las peculiaridades del Parque, mientras que las diferentes empresas y clubes deportivos de la zona ofrecen posibilidades tan sugerentes como el parapente, el senderismo, la orientación, el parapente y la escalada. Respecto a esta última modalidad, los amantes de la verticalidad encuentran en el Barranco de Leyva un auténtico referente, con una pared caliza de casi 200 metros de altura en la que se abren más de cien vías de todo tipo.

 

ALTO DE ESPUÑA PM.1ªcat  y  ALTO COLLADO BERMEJO,CIMA MARCO PANTANI PM1ªcat

 

El terreno de transición que hay que completar hasta arribar a las primeras rampas del Alto de Espuña debe escenificar la persecución del pelotón, tirado por las escuadras más potentes, con la finalidad de que la previsible fuga no logre distanciarse más de lo previsible.

Llegados al Alto de Espuña, es de esperar que las distancia entre la previsible fuga y el grupo principal sean ya mínimas. Esta dificultad montañosa de Primera categoría, con desniveles de hasta el  7%  que enlaza con el Collado Bermejo-Cima Marco Pantani, suele escalarse a gran velocidad. Se trata, así, de provocar el más acelerado desgaste, que dejará visible mella en el grueso del pelotón. Es muy posible, como ocurrió en anteriores ediciones de la Vuelta a Murcia, que la fuga halla sido ya anulada en su tramo intermedio, y que empiecen a registrarse los primeros escarceos entre algunos de los favoritos en la parte final.

De echo, en la edición pasada, el galo del Cofidis, Jerome Coppel atacó y logró abrir hueco, posteriormente, en compañía de Alejandro Valverde. Si exigentes son las curvas de herradura de ascensión a la cima del Collado Bermejo de 1ª categoría y con desniveles de hasta el 8% , no es menos su tortuoso descenso, vertiginoso y de firme ondulado. Valverde sabía que es clave, y no fue ésta última edición la vez en que el de Las Lumbreras tienta a la suerte ahí.

La ascensión al Collado Bermejo se asemeja, salvando las distancias, al Alp d`Huez por esas curvas de herradura entorno a un eje lineal perpendicular que permite una visión excepcional para el espectador. Encadenados Alto de Espuña y Collado Bermejo dibuja un puerto de elogiada entidad. Pantani en 1999 , Contador en 2011 y Quintana en 2012 , dieron brío a esta ascensión al Collado Bermejo con sus victorias.